miércoles, 9 de enero de 2013

Recursos Catequesis: El juego de la Cuaresma

 

INTRUCCIONES DEL JUEGO

Todos deben colorear el juego con los mismos colores. Cuando les explicamos a los niños y niñas el significado de los colores del juego al mismo tiempo les enseñamos pequeños conceptos.
Los colores son los siguientes:

Miércoles: Color Gris. Porque la Cuaresma comienza con el miércoles de Ceniza y esta se recoge de los ramos de olivo del Domingo de Ramos.

Jueves: Color Rojo. Porque este día Jesús instituyó la Eucaristía y nos dio el sacramento del Amor. Solemos pintar el amor con color rojo.

Viernes: Color Violeta. El color de la Cuaresma es el violeta. Los viernes la Iglesia nos pide hacer penitencia para prepararnos para la Semana Santa, como hizo Jesús en el desierto.

Sábado: Color azul claro. Los sábados los cristianos tenemos una especial atención a la Virgen María y el color es el azul porque casi todas las imágenes de María suelen ir pintadas de color azul cielo.

Domingo: Color amarillo. El día de la Eucaristía. Día de la alegría de encuentro con Jesús en la Comunión y de encuentro con la familia y los demás. El amarillo representa la fiesta, la alegría.

Lunes: Color verde. Comienza una nueva semana y esperamos que llegue el Domingo, el día del Señor, el color de la esperanza, de la espera es el verde.

Martes: Color naranja o marrón. El martes representa la normalidad, la sencillez, la rutina, como cuando un campesino hace los surcos en la tierra para echar posteriormente las semillas, por eso lo pintamos del color de la tierra, naranja o marrón.

Reglas del juego:

Para jugar sólo se necesita un dado.
La ficha de cada jugador puede ser la goma de borrar o el sacapuntas.

1º Solo pueden jugar los que han terminado de colorear el juego. Se juega con un solo tablero. Sólo pueden jugar 2 jugadores.

2º No se puede jugar más de una vez con el mismo jugador.

3º Se tira el dado y el que más puntuación saque comienza el juego.

4º Cada vez tira un jugador. NO hay casillas de avance o de penalización.

5º El que antes llegue a la casilla de llegada “Domingo de Resurrección” gana el juego. NO hay que caer justo, es decir, no hay rebote.

6º Se cuentan las casillas de ventaja que ha sacado el ganador con respeto a su compañero.

7º El que gana apunta por detrás del juego, el nombre de su compañero y las casillas que le ha sacado de ventaja.

Al final del juego se suman todas las puntuaciones (casillas de ventaja obtenidas) y gana el jugador que más puntos ha obtenido (el profesor/a puede comprobar que son ciertas las puntuaciones que aparecen anotadas detrás del juego por el ganador).

Fuente: religando